El circo de Andrés…

Ya corre en las redes sociales el circo de Andrés Azuela donde exhibe a Joaquín Caballero como ratero y le desea que pague con cárcel por todo lo que se chingo del ayuntamiento de Coatzacoalcos.

Al estilo de televisa, pero con un toque moderno Andrés Azuela lanza su facebook-novela donde se desgarra con Joaquín Caballero. ¿Pero porqué hasta ahora Andresito?

No decías lo mismo cuando aportaste dinero a la campaña de Joaquín, ni cuando el mismo te nombró el coordinador de expoferia y carnaval, esas de las que hiciste tu agosto, tu negocio personal, esas donde no entregaste cuentas, donde tanto tú como joaquín se fueron HINCHADOS de billete a costa del pueblo.

¿Ya se te olvidó Andresito cuando te ibas a las expo de otros estados (Guanajuato, Querétaro) para “traer” ideas frescas a la feria de Coatza? Y todo con gasto al ayuntamiento, donde además no ibas solo, te llevabas a 5 amigos personales a divertirse, embriagarse y pasarla “a toda madre”.

En aquellos días nada le decías a tu “amigo”, a tu “jefe”, a tu “líder” Joaquín Caballero.

Ahora lo acusas, lo señalas, y lo exhibes en redes sociales para congraciarte con MORENA, con Rocío Nahle y, con Víctor Carranza, para agarrar un hueso en la administración de Coatzacoalcos. Para que convencerlos de que no tienes nexos con Joaquín y para que la gente te crea que no eres corrupto.

Si bien tus palabras son ciertas, Joaquín Caballero merece la cárcel por todo lo que se chingó, por ser títere de Duarte, por no defender los intereses de la gente de Coatzacoalcos, por patearle el trasero a la gente que lo hizo alcanzar la presidencia municipal, y ciertamente merece la cárcel y la vergüenza pública. Pero eso no te convierte a ti Andresito en un santo, porque tú estás igual de cagado de él. Que no se te olvide que comieron del mismo plato y ambos a costa del pueblo de Coatzacoalcos.

Así que por favor llévate tu circo a otra parte, a nosotros no nos engañas, tu credibilidad es tan falsa como cuando querías convencer al pueblo con tu  campaña donde te grababas en el microbus, cuando tu nunca te has transportado en uno.

Ya no engañas a nadie Andresito. Ya nadie te cree.

andres